Santa Marta

La imagen titular de Santa Marta fue realizada por el escultor-imaginero Sebastián Santos Rojas (1895-1977) en el año 1950, y vino a sustituir a la primera fundacional de la hermandad, efigie seriada de tamaño menor que el natural adquirida en Olot (Gerona) por N.H.D. Fernando Palacios Tirado.

La primitiva imagen de Santa Marta preside la sala capitular de la casa hermandad.

Historia material

Para su historia material tenemos que partir del acuerdo de la primera Junta de Gobierno de la hermandad en el mes de abril de dicho año de encargar una nueva imagen de Santa Marta, de mayor entidad artística y relevancia espiritual que la anterior, en el que se hace constar expresamente que “pueda salir en Gloria y Pasión”. Poco después se firmó un primer contrato manuscrito con Sebastián Santos, fechado el 10 de mayo de 1950, y luego otro mecanografiado, más extenso y detallado, el 13 de mayo siguiente, siendo rubricados ambos por el entonces mayordomo, N.H.D. José Luis Ruiz Muñoz.

En este último documento se estipula que la escultura sería “de tamaño algo mayor del natural” así como que “su expresión ha de ser adecuada para poder salir en paso de los llamados de Gloria o formando misterio en unión de otras Santas Mujeres en el de Pasión, según el título de la hermandad”. El coste de la talla se estipuló en 12.000 pesetas, siendo entregada una vez finalizada su ejecución en el taller del imaginero a una representación de la Junta de Gobierno el día 22 de julio. Fue bendecida en la parroquia de San Bartolomé el 28 de julio siguiente por D. Francisco García Madueño, párroco de San Bartolomé y director espiritual de la hermandad, presidiendo al día siguiente los primeros cultos en su honor.

Autor
Sebastián Santos Rojas (1895-1977)

Materia
Madera de pino con cabeza, manos. ypies policromados.

Sebastián Santos logró, pues, magistralmente la doble “funcionalidad” de esta efigie: tanto para recibir veneración letífica como una de las Santas más querida por la devoción popular, como para procesionar en el fúnebre Misterio de la Pasión que la Hermandad anhelaba.

Valoración artística

La imagen de Santa Marta es una excelente obra de Sebastián Santos, con la que demostró su versatilidad y amplia maestría para tratar con acierto cualquier tema del arte sagrado. Esta efigie hagiográfica de vestir es admirable por el suave modelado de su rostro, con una mirada certera y la inconfundible nariz de raíz hebraica, enmarcado por el negro cabello que se recoge tras las orejas. Las manos aparecen con las uñas desgastadas por el servicio doméstico, y los pies, calzados con sandalias, simulan un leve caminar por los senderos de Judea en pos del Redentor, al que acompañaría, sin duda, hasta el Sepulcro.

En esta obra su autor plasmó a la perfección la idea del encargo de la hermandad, logrando magistralmente la doble “funcionalidad” requerida para esta imagen sagrada, cuya fisonomía completa, de una belleza y serenidad exquisita, deja vislumbrar tanto la cercanía de la Santa con el Redentor en su casa de Betania como los momentos dramáticos y cruciales de la Pasión, en cuyo postrer misterio se integraría; haciéndola adecuada tanto para recibir veneración letífica como una de las Santas más querida por la devoción popular, como para procesionar en el fúnebre pasaje pasionista que la corporación tiene como titular.

La sagrada imagen porta en sus manos durante todo el año los atributos característicos de su iconografía, según “La Leyenda Dorada” de Jacobo de la Vorágine: el acetre del agua bendita en la derecha y el hisopo en la izquierda, que son trocados por los tres clavos del Redentor en el paso procesional para la Estación de Penitencia.

Ajuar de tejidos y orfebrería

El Lunes Santo, en el conjunto del misterio del Traslado al Sepulcro, Santa Marta viste saya de terciopelo morado y manto de igual tejido de color verde, ambos sin bordar. La aureola procesional es obra del orfebre Jesús Domínguez en el año 1969, autor asimismo del acetre e hisopo para los cultos solemnes, piezas todas de plata de ley sobredorada.

También posee una aureola antigua de metal liso plateado y un juego, también de la época fundacional, de acetre e hisopo de madera dorada. Recientemente, en el año 2020, una familia de hermanos ha donado un nuevo juego de acetre e hisopo de plata en su color labrado por Orfebrería Villarreal.

Cronología

1950

15 de abril

Encargo de la Junta de Gobierno

1950

28 de julio

Bendición en la Parroquia de San Bartolomé, por el Rvdo. D. Francisco García Madueño, ecónomo de San Bartolomé y Director Espiritual de la Hermandad.

1953

30 de marzo

Traslado procesional en andas a la Parroquia de San Andrés el 24 de noviembre de 1952.

Lunes Santo de 1953, primera salida procesional

Restauraciones

En el verano del año 2000 el taller “Serbal” restauró la imagen de Santa Marta. La labor consistió en el afianzamiento de la escultura mediante la supresión de una pieza de hierro colocada en su interior. Además, se le retocó levemente la policromía de una zona de la cara cercana a la comisura de los labios, donde habían aparecido pequeñas manchas.

En el año 2015, entre el 25 de febrero y el 17 de marzo, el restaurador Pedro Manzano Beltrán llevó a cabo una nueva intervención consistente en leves trabajos de mantenimiento y conservación para resanar algunas fisuras en distintas zonas de la imagen y pequeños desprendimientos de policromía, así como eliminar la suciedad acumulada por el paso del tiempo.

Por último, entre el 17 y el 21 de julio de 2018 el mismo restaurador intervino de nuevo levemente a la talla, principalmente en la limpieza y fijación de desprendimiento de policromía en los pies.

Fotografías singulares

Existen sendas reproducciones fotográficas de nuestra titular Santa Marta en dos lugares emblemáticos para el catolicismo como son el Vaticano, en Roma, y Betania, en Tierra Santa.

El 2 de noviembre de 2007 en el transcurso de una peregrinación a Roma organizada por la hermandad se ofrendó una fotografía enmarcada de nuestra venerada titular a la “Casa de Santa Marta” en la ciudad del Vaticano, establecimiento donde se alojan los cardenales y obispos y actualmente el Papa Francisco, como testimonio de la común devoción a la Santa en la ciudad eterna. En el año 2015 esta fotografía estuvo presente en la misa del día de su festividad, 29 de julio, que presidió el Santo Padre Francisco en la capilla de dicha Casa.

Y el 3 de julio de 2011, en una peregrinación a Tierra Santa, también fue ofrecida en nombre de la hermandad por NN.HH. D. Antonio Távora Alcalde, D. Julio Vera García y D. Ventura E. Romero Sualís en la iglesia de Santa Marta en Betania al rector de la misma, fray Michael Sarqhaw, O.F.M., otra reproducción fotográfica de la Santa, con una placa que expresa: “Hermandad de Santa Marta – Sevilla – España”. Dicho cuadro permanece en aquel lugar desde entonces, siendo venerado por los muchos peregrinos en un altar lateral de este templo de tanta significación para la hermandad, pues se ubica muy cerca de los restos de la casa de los Santos Marta, Lázaro y María.

Bibliografía
  • GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel: Las cofradías de Sevilla en el siglo XX. Sevilla 1992, p. 290-292.
  • GONZÁLEZ SÁNCHEZ, Ignacio: “Finalizada la restauración del Misterio al completo”, en B.H.S.M., n° 57, febrero 2001, p. 13.
  • GONZÁLEZ SUÁREZ, Isidro: “En torno al Misterio del Traslado al Sepulcro de la Hermandad de Santa Marta”, en B.C.S. nº , marzo 2003. pp. 230-235.
  • “Bendición de la nueva ráfaga para la Virgen de las Penas”, en El Correo de Andalucía, Sevilla 6 de abril de 1968,  p. 12.
  • PALOMERO PÁRAMO Jesús Miguel: «La espiritualidad domina el paso de misterio de Santa Marta» en Semana Santa paso a paso, n” 12, ABC de Sevilla, Cuaresma de 1994.
  • RUIZ MUÑOZ. José Luis: Porqué, cómo y cuándo se fundó la Hermandad de Santa Marta. Sevilla, marzo de 1981.
  • SANTOS CALERO, Sebastián: «Imágenes de Sebastián Santos en el Misterio de la Hermandad de Santa Marta» en B.H.S.M., n° 41, octubre 1995.
  • SANTOS CALERO, Sebastián: Sebastián Santos Rojas, Escultor-imaginero. Caja San Fernando Sevilla y Jerez. Sevilla, 1995. p. 108-109.
  • VIGIL-ESCALERA Y TOMÉ, Antonio: La Hermandad de Santa Marta. Rev. Calvario. Sevilla, 1953. s/p.