ARCHIVO:

Convocatorias Anteriores

Peregrinación al Santo Ángel para ganar el Jubileo Teresiano

9 de octubre de 2015

La Hermandad de Santa Marta acudirá corporativamente en la tarde del viernes 9 de octubre al Convento del Santo Ángel de los PP. Carmelitas Descalzos (c/ Rioja) para ganar el Jubileo del Año Teresiano, que se está celebrando con motivo del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús (1515-2015).

En esta jornada nuestra Hermandad se unirá a la celebración que tendrá lugar a las 20 horas del último día del Triduo a la Santísima Virgen del Carmen, preparatorio de su Coronación Canónica, pudiéndose ganar la Indulgencia Plenaria, en las condiciones habituales que concede la Penitenciaría Apostólica por mandato del Sumo Pontífice (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por la intención del Santo Padre). La celebración litúrgica estará presidida por el Arzobispo emérito de Sevilla cardenal D. Carlos Amigo Vallejo y la parte musical estará a cargo del Coro San Juan de la Cruz, de la gaditana localidad de San Fernando.

Año Jubilar -15 de octubre de 2014 al 15 de octubre de 2015- con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús

Se conoce como Año Jubilar o Año Santo, al espacio de tiempo con el que la Santa Sede recompensa con singularísimas gracias a los fieles que acudan al templo al que se le concede dicho privilegio. Se trata de un gran acontecimiento religioso y se convierte en un año de remisión de los pecados y de sus penas; se convierte en el año de la reconciliación, de la conversión y de la justicia, además de propiciar una renovación de los deseos por servir a Dios en el gozo y la paz con el resto de los hermanos.

El Papa Francisco ha concedido la gracia de Año Jubilar Teresiano para todas las diócesis de España, desde el día 15 de octubre de 2014 hasta el 15 de octubre de 2015, con el fin de celebrar con solemnidad el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Oracion-V-Centenario-1024x618.jpg

Jubileo en la Archidiócesis de Sevilla

En nuestra Diócesis, según decreto del Arzobispo mons. Asenjo Pelegrina, los fieles podrán lucrar para sí mismos una indulgencia plenaria “cuando visiten en forma de peregrinación alguno de los templos designados para esta ocasión. Allí –según se destaca en el citado decreto- deberán asistir devotamente a algún rito sagrado o, al menos, orar durante un tiempo suficiente ante alguna imagen solemnemente expuesta de Santa Teresa de Jesús, terminando con el rezo del Padrenuestro, el Credo, y una invocación a la Bienaventurada Virgen María y a Santa Teresa. También podrá aplicarse esta indulgencia a las almas de los fieles retenidas en el Purgatorio”.

En la Archidiócesis de Sevilla, la presencia del Carmen Descalzo se remonta a los tiempos de la propia Santa Teresa, quien llevó a cabo en 1575 la fundación del Convento de San José de la ciudad Sevilla, extendiéndose después por diversas localidades de la geografía diocesana.

El Convento del Santo Ángel de PP: Carmelitas descalzos, fue erigido en terrenos comprados por San Juan de la Cruz en 1587, y tuvo que ser abandonado por los religiosos en 1835. Hasta 1904 no recuperarían su espacio los frailes, gracias en buena parte al hoy beato cardenal Marcelo Spínola. A partir de ese momento comenzó la recuperación del templo y las dependencias conventuales, bendecidas por el cardenal Amigo Vallejo en 1983.

Condiciones para obtener el Jubileo Teresiano

Tal como establece la Penitenciaria Apostólica (prot. 41/12/I), las condiciones son las siguientes:

  • Los fieles cristianos verdaderamente arrepentidos, una vez al día y con las condiciones acostumbradas (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Romano Pontífice), podrán lucrarla para sí mismos cuando visiten en forma de peregrinación alguno de los templos designados por el Arzobispo. Allí deberán asistir devotamente a algún rito sagrado o, al menos, orar durante un tiempo suficiente ante alguna imagen solemnemente expuesta de Santa Teresa de Jesús, terminando con el rezo del Padrenuestro, el Credo, y una invocación a la Bienaventurada Virgen María y a Santa Teresa. También podrá aplicarse esta indulgencia a las almas de los fieles retenidas en el Purgatorio.
  • Asimismo, los fieles que estuvieran impedidos a causa de la ancianidad o una enfermedad grave, igualmente podrán lucrar la indulgencia plenaria si, arrepentidos de sus pecados y con propósito de cumplir lo antes posible las tres acostumbradas condiciones, ante alguna pequeña imagen o estampa de Santa Teresa de Jesús se unieran espiritualmente a las celebraciones jubilares o peregrinaciones, rezando el Padrenuestro y el Credo en su casa o en el lugar donde permanezcan a causa de su impedimento, ofreciendo los dolores y molestias de la propia vida.

Santa Teresa de Jesús (1515-1582)

teresa-jesus9--600x500.JPGTeresa de Ahumada (Santa Teresa de Jesús) nació en Ávila el 28 de marzo de 1515 y murió en Alba de Tormes (Salamanca), en 1582. Fue beatificada por Pablo V en 1614, canonizada por Gregorio XV en 1622 y nombrada Doctora de la Iglesia Universal por Pablo VI en 1970. En 2015 se celebra el V Centenario de su nacimiento con numerosas celebraciones y actividades en España y en todo el mundo católico.