Introducción

El origen de esta Corporación de fieles cristianos se basa en la fusión el 30 de marzo de 1982 de dos Hermandades establecidas en la Parroquia de San Andrés Apóstol de Sevilla.

De ellas, la mas antigua es la titulada Real y Muy Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento, Inmaculada Concepción y Ánimas Benditas, fundada en el siglo XVI, según consta en un anexo del Libro de Protocolo de dicha Hermandad, custodiado en el archivo parroquial de San Andrés: "La Cofradía Sacramental de esta Parroquia de San Andrés, es también, de las primeras de esta ciudad, la cuál se fundó bajo mandato del Sr. Arzobispo D. Diego Delesa el año 1.514". (Se refiere al Arzobispo Fray Diego de Deza, que gobernó la diócesis desde 1.504 hasta 1.523).

La otra corporación era la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad en su Traslado al Sepulcro, Nuestra Señora de las Penas y Santa Marta, que tiene su origen en la Parroquia de San Bartolomé de esta ciudad.

Fue fundada en 1948 por personas provenientes del Gremio de Hostelería en honor de su Patrona Santa Marta como Hermandad de Gloria, pero poco tiempo después se acuerda el transformarla en Cofradía de Nazarenos, buscándose un misterio de la Pasión donde encajar la figura de Santa Marta, determinándose el Traslado al Sepulcro de Nuestro Señor. Se aprobaron las primeras Reglas el 28 de septiembre de 1949, erigiéndose definitivamente en Corporación penitencial.

Con vistas a la primera Estación de penitencia, el 13 de noviembre de 1952 la Autoridad Eclesiástica autoriza el traslado de esta Hermandad a la Parroquia de San Andrés, que se realiza el 25 de noviembre siguiente. A los treinta años de este traslado se fusionaron ambas Hermandades de la Parroquia de San Andrés Apóstol dando lugar a la actual corporación.