Noticias

El deseo de Dios (Retiro de Adviento 2.011)

24 de noviembre de 2011

EL DESEO DE DIOS
Introducción al Adviento

SALMO 62,2-9

2Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,               = El canto de la sed de Dios (2-4)
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.

3¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
4Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios.

5Toda mi vida te bendeciré                                        = El canto del hambre de Dios (5-9)
y alzaré las manos invocándote.
6Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.

7En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
8porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
9mi alma está unida a ti
Y tu diestra me sostiene

ADVIENTO

«Adviento significa presencia de Dios ya comenzada, pero también tan sólo comenzada. Esto implica que el cristiano no mira solamente a lo que ya ha sido y ya ha pasado, sino también a lo que está por venir. En medio de todas las desgracias del mundo tiene la certeza de que la simiente de la luz sigue creciendo oculta, hasta que un día el bien triunfará definitivamente y todo le estará sometido: el día que Cristo vbuelva. Sabe que la presencia de Dios,. Que acaba de comenzar, será un día presencia total. Y esta certeza le hace libre, le presta un apoyo definitivo (…)» (Benedicto XVI).

¡AQUÍ ME TIENES, SEÑOR!

«Cristo estará siempre a mi lado. Él me ha elegido, él me ayuda. ¡Qué terrible si yo me apartara de Él! Ese mismo día habría caído y dejaría de ser lo que soy. Señor, ayúdame y no permitas que me separe de ti.
Vida de fe, de intimidad con la Eucaristía… Jesús, mi gran amigo, consejero, ayuda, alimento, ¡Jesús! La presencia real de Cristo, de mi amigo, alter ego, mi gran jefe, pero al mismo tiempo mi íntimo consejero.
La obra es de los dos: Él me comunica sus planes, sus deseos; a mí me toca colaborar externamente en sus planes, que él ha de realizar internamente con su gracia. ¡Qué obra tan grandiosa la que Él pone en mis manos! Esto exige una unión de corazones completa, una identificación absoluta. ¡Siempre con Él! Él nunca se apartará. Pero la raíz está en ese amor de amistad, en ese sentirse alter ego de Jesucristo, con humildad profundísima, pero con una alegría y felicidad inmensas. ¡Yo siempre con Él! Siempre colgado de sus labios y deseos. ¡Qué vida tan feliz! ¡Gracias, Dios mío! ¡Aquí me tienes, Señor!

PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

  1. ¿Deseas a Dios? ¿Tienes hambre y sed de Él?
  2. Reflexiona sobre la relación estrecha que existe entre tu deseo de Dios y el tiempo de Adviento. ¿Se puede decir «Ven, Señor Jesús» sin sentir nada por Él? ¿Sin salir a su encuentro? ¿Sin sentir necesidad, deseo, de Dios?
  3. ¿Qué significa para ti que el cristiano es un “mendigo de Dios”?
  4. San Gregorio Nacianceno afirmaba: «Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de Él».
  5. Detente un rato a relacionar el deseo de Dios y el amor y la solidaridad con las personas.
  6. Adviento es esperanza ¿podemos tener esperanza en medio de esta crisis tan honda? ¿Qué crisis es más preocupante la económica o la moral? ¿Vemos la crisis como castigo o como oportunidad? ¿Oportunidad para qué?
  7. «Vive sencillamente, para que otros, sencillamente, puedan vivir». Ante las víctimas de la crisis ¿puede la Hermandad hacer más? ¿Qué más puedes hacer tú?
  8. Medita cómo se prepara María al nacimiento de Jesús; cómo se prepara José. ¿Qué actitudes de una y otro puedes vivir tú en este Adviento? ¿Cómo puedes vivir en tu familia la Navidad con un espíritu verdaderamente cristiano y evangélico?
  9. Proponte en este Adviento: celebrar el sacramento de la penitencia, hacer una rato de oración cada día (a la luz de la Palabra de Dios), cultivar el deseo de Dios, acercarte más a las personas, vivir más sencillamente (sobre todo en las fiestas), compartir con los pobres y necesitados.
  10. ¿Eres un hombre, una mujer de Dios? ¿eres un sembrador (un testigo) de dios? ¿Atraes con tu vida y tus obras hacia Dios?

Una dirección para la oración de cada día: www.rezandovoy.com

Ficheros:
RETIRO_ADVIENTO_HDAD_DE_SANTA_MARTA_NOV_2011_01.pdf