Mayordomía

La mayordomía se encarga de la gestión económica de la Hermandad. Tanto el Mayordomo primero como el segundo gestionan los ingresos y gastos conforme a las reglas.

    La estructura económica de la Hermandad está al servicio de su misión cultual, evangelizadora y caritativa. Los ingresos de la Hermandad provienen

  • de las cuotas de sus hermanos.
  • de las aportaciones extraordinarias que éstos realicen.
  • de las colectas, cepillos y otras ayudas de los fieles.

La ordenación económica de la Hermandad se llevará a cabo por la Junta de Economía, la cual estará integrada por el Hermano Mayor, los dos Mayordomos y el Fiscal y otros dos hermanos, que no tienen por qué pertenecer a la misma.

En la confección del presupuesto del ejercicio la Junta de Economía reservará como mínimo un diez por ciento de todos los ingresos de la Hermandad, tanto ordinarios como extraordinarios, para obras sociales y caritativas; atendiendo, como fin primordial del mismo las partidas que se destinen a actos de culto y a la acción formativa, espiritual y apostólica de hermanos.

En todos los gastos debe brillar siempre la caridad cristiana y la sobriedad evangélica, compatibles con la dignidad y el decoro propios de nuestra tradición y del culto debido a nuestros Titulares.

El Mayordomo es el responsable de toda la gestión económica y administrativa de la Hermandad. Cuidará del perfecto desarrollo de la ordenación económica de la Hermandad. Recabará fondos y los  administrará conforme a las presentes Reglas.

De las Reglas