Misterio Procesional

La Hermandad hará su Estación de Penitencia con un solo paso, de los llamados de misterio, en el que se representa el momento en el que Cristo, acompañado de Nuestra Señora de las Penas, es trasladado al Sepulcro, medio envuelto en una sábana blanca a manera de mortaja, por José de Arimatea y Nicodemus. En el lado izquierdo aparece, arrodillada, María Salomé, y en el derecho, María Magdalena. También acompañan al Señor: Marta, María Cleofás y San Juan. Las vestiduras de las veneradas imágenes figuran sin bordados en el paso.

    Este momento de la Pasión y Muerte del Señor, significa para los hermanos, al igual que para María, el misterio de la esperanza cristiana en la Resurrección de Cristo, que de manera particular se actualiza cada día viviendo el misterio Pascual.

(Regla 27ª)

El paso en la plaza del Duque 2.008. Autor: Jesús Martín Cartaya