Noticias

La diputación de Caridad durante el estado de alarma

19 de abril de 2020

La declaración del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo ha trastocado y reordenado todos nuestros planes, rutinas y actividades, tanto personales como colectivas. También los de la Diputación de Caridad de la Hermandad, muchas de cuyas actuaciones han tenido que verse suspendidas, iniciando en cambio otras generadas por las nuevas circunstancias que nos ha tocado vivir.

Ya la semana previa a la declaración del Estado de Alarma se suspendieron las clases del proyecto de voluntariado académico, tanto en Santa Isabel como en San José de la Montaña. Del mismo modo, nos vimos obligados a suspender la actividad extraescolar que planificamos todos los trimestres, que en ese tiempo de Cuaresma iba a consistir en una visita organizada por distintas Hermandades de la feligresía, para que los niños tuvieran un acercamiento más directo a la Semana Santa de Sevilla y sus Cofradías.

La suspensión de nuestra Estación de Penitencia motivó que buscáramos otra manera de llevar a cabo la recaudación a través del Sobre de Caridad del Lunes Santo. Ante la situación que se estaba viviendo, la Junta de Gobierno adoptó la decisión de efectuar un llamamiento a los hermanos para no faltar a esta importante cita, que este año contaba además con la novedad de destinar los fondos recaudados a un fin concreto: el piso de acogida de menores inmigrantes que la Fundación Mornese posee en la Barriada de La Plata, y con el cual colabora periódicamente nuestra Hermandad.

El sobre de caridad, realizado por primera vez de forma telemática, ha resultado un gran éxito.

Tras la preparación de nuestra página web para poder realizar estos donativos on line, se puso por primera vez en marcha esta iniciativa de manera telemática, bajo el título “El sobre de Caridad desde casa”. Una vez finalizada la Semana Santa y contabilizadas las donaciones recibidas, no podemos sino dar gracias a Dios y a los hermanos que han demostrado una vez más su compromiso con los más necesitados. De esta manera, la recaudación ha aumentado casi en un 90% respecto al año anterior, alcanzando la cifra de 5.140 €, gracias a las aportaciones realizadas por un total de 118 hermanos.

Por otra parte, gracias a la colaboración con la Diputación de Juventud, se ha cumplido el ofrecimiento de realizar las compras a los hermanos de mayor edad, más vulnerables a los efectos del contagio por coronavirus, con la finalidad de facilitarles el confinamiento en sus casas. Gracias a ello, se han realizado varias compras y repartido en sus domicilios.

Mascarillas_Santa_Marta_01.jpgUno de los equipos de protección más demandado actualmente son las mascarillas. La Hermandad ha recibido varias donaciones de mascarillas caseras, que gracias a los desvelos de un hermano que por su profesión dispone de libertad de movimientos, están siendo repartidas entre entidades con las que colabora habitualmente la Hermandad de Santa Marta a través de su Diputación de Caridad, así como entre hermanos y conocidos. Hasta la fecha, se han repartido más de 400 mascarillas, aunque con toda seguridad este número irá aumentando a medida que vayamos recibiendo más donaciones de este artículo.

Se han repartido más de 400 mascarillas, aunque el número sigue en aumento.

En otro orden de cosas, la Acción Social del Lunes Santo de este semestre ha ido destinada, a propuesta de la Hermandad de Santa Genoveva, a la Asociación Aliento, entidad que trabaja por la reinserción social en el asentamiento chabolista de El Vacie. Evidentemente, en esta ocasión este donativo no ha podido hacerse efectivo en la tradicional eucaristía con la que las Hermandades del Lunes Santo celebran la Pascua de Resurrección, pero ello no ha sido impedimento para que estas Hermandades sigan demostrando su compromiso y lazos de fraternidad con esta actuación.

Para terminar, los efectos de la crisis económica que está por venir se están empezando a notar en las demandas de ayuda que prácticamente a diario se están recibiendo en la Diputación de Caridad. Solicitudes y peticiones que en muchos casos son para lo básico, como alimentación y productos de higiene, y que por desgracia recuerdan a lo vivido en la crisis de 2008. Desde nuestra Hermandad, intentaremos estar lo más cerca posible de aquellos que llaman a nuestras puertas con la esperanza de encontrar un alivio en tiempos tan complicados como los que nos está tocando vivir.