Estación de Penitencia

La Estación de Penitencia es un acto de culto corporativo de la Hermandad que tiene por objeto acudir a la Santa Iglesia Catedral, en oración, sacrificio y austeridad, uniéndose a Cristo paciente en expiación de todos los pecados de los hombres y de los propios, procurando suplir a la Pasión de Cristo con nuestra propia pasión, y participando de la situación penitencial de la comunidad cristiana. 

También tiene una dimensión evangelizadora a través del conjunto de los signos que la constituyen y de la actitud sincera de los penitentes que en todo momento procurarán revelar el rostro de Dios a los hombres. Los hermanos vivirán este acto en unión íntima con Dios y como apóstoles de Cristo ante todo el pueblo cristiano. 

La Estación de Penitencia tiene lugar en la tarde del Lunes Santo.

(De las Reglas 25ª y 26ª)